Se trata de un “hecho cultural pluridimensional y complejo, en cuanto espacio físico, social y ritual y dotado de vivencias comunitarias transmitidas de padres a hijos”

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó hoy la declaración como Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial de la identidad, tradición y ritos en la Semana Santa de Medina de Rioseco, como relevante manifestación dentro del patrimonio cultural de Castilla y León.

Esto supone su reconocimiento como “hecho cultural pluridimensional y complejo, en cuanto espacio físico, social y ritual y dotado de vivencias comunitarias transmitidas de padres a hijos, como un patrimonio vivo y en auge revivido constantemente por la comunidad”.

La Semana Santa de Medina de Rioseco se configura como un sistema de alto valor patrimonial caracterizado por la interdependencia de valores tangibles e intangibles, que abarca una serie de manifestaciones y rituales, religiosos y festivos, que constituyen su espíritu y su esencia. Con un origen que se remonta a principios del siglo XVI, ha conservado prácticamente inalterada su esencia, procesiones y ritos, que se han transmitido sin apenas interrupción, como seña de identidad, de generación en generación hasta nuestros días.

Uno de los pilares definitorios y diferenciadores de la Semana Santa en Rioseco, en sin duda su conjunto procesional formado por 22 pasos que recorren el conjunto histórico de Medina de Rioseco, su trazado medieval, sus plazas y calles estrechas asoportaladas en las que apenas entre la luz, sus casas nobiliarias y el conjunto de iglesias que conserva, escenario perfecto para la representación de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, en un territorio delimitado por las propias murallas de la ciudad.