Pequeños vestidos de hebreros acompañaron a la imagen

Fotografías: JUAN CARLOS JUÁREZ/ JESÚS VILLAR “MAGYN”

Más de una veintena de niños vestidos de hebrero acompañaron con sus palmas en la procesión de Domingo de Ramos a la imagen de Jesús cabalgando sobre la ‘La Borriquita’ por las calles de Villalpando en la representación de lo que pudo ser su primer viaje a Jerusalén.

Una celebración que marca el inicio de la Semana Santa y que no se quisieron perder decenas de personas en una mañana en la que el buen tiempo acompañó.

La procesión salió desde San Nicolás hacia Amargura, Santo Domingo, Liceo, Plaza Mayor,  Real, San Isidro y San Nicolás.